La ciudad de Gijón presenta avances en su aplicación de la certificación Biosphere

La ciudad de Gijón es una  de las urbes principales del norte de España y en 2013 recibió la certificación “Biosphere World Urban Destination” en forma posterior a Barcelona. La certificación en turismo sostenible no es un tema simple de abordar, nunca lo fue, aunque hoy al menos nadie se alarma cuando se convierte en punto de debate. Los temas más punzantes abarcan desde la relevancia de los criterios que se incluyen más la seriedad de los auditores que se contratan hasta la evidencia que demuestran estos sellos en el incremento de visitantes en una empresa o en un destino, pasando por la difícil decisión del costo y quien lo paga. Sin embargo, es innegable que una certificación – una  buena certificación – impone orden, mucho más en la gestión interna. Cada vez que pregunto a una empresa cuál fue su principal beneficio al adoptar una certificación – una buena certificación – la respuesta es siempre la misma: mi gestión se volvió sostenible y antes no sabía como hacerlo.

No solo las empresas tienen hoy la posibilidad de adherir a una certificación en turismo sostenible, los destinos también. Tuve un intercambio interesante con Patricia Castaño Vidal de Gijón Calidad Turística, le pregunté cuáles eran las acciones en curso que seguían los estándares de Biosphere y me ofreció información interesante sobre la aplicación de algunos de los criterios. Comparto tres ejemplos:

    1. Prevención del cambio climático (A8): La ciudad se comprometió a través del “Pacto de los Alcaldes a lograr el objetivo de reducción de un 20% de CO2 antes del 2020. Para avanzar en el logro de este objetivo se realiza un Inventario de Referencia de Emisiones de Dióxido de Carbono (IRE) y se lleva adelante un plan de acción para la energía sostenible en la ciudad (PAES).
    2. Fomento del desarrollo económico y social de la comunidad local (B2): A partir del proyecto “Gijón Turismo Responsable, Empresas Comprometidas”, compañias de servicios turísticos y organizadoras de eventos reciben la orientación para aplicar decálogos de buenas prácticas diseñados en base a estándares de Biosphere.
    3. Transporte Sostenible (D2): Gijón cuenta con un Plan de Movilidad Sostenible. El transporte público de la ciudad se compone de una flota de vehículos totalmente accesibles para personas con movilidad reducida y se trabaja continuamente en la implantación de medidas de control de emisiones, en especial analizando las formas de optimizar el uso de biocombustibles. La ciudad tiene 26 kilómetros en sendas para ciclistas más 40 kilómetros de “Sendas Verdes” para que residentes y turistas recorran a pie, en vehículo o en bicicleta espacios naturales de la región.

En septiembre de 2015 el Ayuntamiento renovó la certificación Biosphere y avanza en la aplicación de acciones cada vez mas concretas.

Destacado: la información sobre planes y acciones está compartida en el sitio web. Los interesados en el tema pueden acceder al documento con información sobre el Pacto de los Alcaldes, a los dos decálogos de buenas prácticas para empresas y a varios enlaces relacionados con las Sendas Verdes con información tanto de divulgación como técnica.

Más información:
Sendas Verdes por el Consejo de Gijón, Editor: Área de Medioambiente 

Este artículo se redactó con la colaboración de 

Imprimir

Add Comment